CUIDA TU SALUD BUCODENTAL EN NAVIDAD.

Navidad-Clinica-Dental-en-Barcelona-2013

 

Llega la Navidad y, con ella, las reuniones familiares, las celebraciones con amigos y las comidas de empresa se convierten en la tónica de estas fechas tan señaladas en el calendario.

El periodo navideño suele venir marcado por excesos alimenticios fuera de lo habitual y por permitirnos algunas licencias poco frecuentes en nuestra vida diaria. Este cambio de hábitos acaba por trastocar nuestras rutinas, haciendo que nos olvidemos de algo tan simple como cepillarnos los dientes después de cada comida.

El turrón o el marisco, dos de los productos que cobran especial protagonismos en los menús de estas fechas, encabezan la lista de alimentos que, si no se toman con precaución, pueden dañar gravemente nuestra salud bucodental. Esto se debe a que tanto el marisco como el turrón son alimentos muy duros que la gente tiende a partirlos con los dientes y puede provocar problemas.

¿Sabías que las visitas al dentista aumentan considerablemente después de las fiestas navideñas? Así es, y el motivo principal es reparar el daño producido por los excesos característicos de esta época del año, y es que la proliferación de caries y otras patologías se convierten también en algo más que habitual.

dv785022

No vamos a proponerte ningún tipo de dieta, solo un pequeño control de lo que comes, cuándo y cómo lo comes, y por supuesto de la higiene posterior, siempre tan necesaria.

Desde Clínica Ríos Alcaide os ofrecemos algunos sencillos consejos para disfrutar de una Navidad sin estrés y, por supuesto, sin problemas en tus dientes o tu boca:

  1. Mantén, en la medida de lo posible, los hábitos de higiene diaria. Lo ideal sería lavarse los dientes después de cada comida, el estar fuera de casa no es motivo para no hacerlo, si aun así no es posible no hay excusas para el cepillado matinal y nocturno.
  2. Cuidado con los alimentos especialmente grasos, el café, las bebidas alcohólicas y los dulces, pueden provocar halitosis (mal aliento temporal).
  3. Ojo al morder alimentos muy duros con los dientes delanteros, las restauraciones y las carillas pueden acabar fracturándose.
  4. Hay algunos productos que manchan y oscurecen los dientes, el vino tinto, café y chocolate negro son los principales culpables de que tus dientes sean menos blancos.
  5. Si estás siguiendo algún tratamiento dental no lo suspendas por las navidades o de lo contrario disminuirá su efectividad, debes cumplir las fechas estipuladas.
  6. Tras los excesos, lo mejor es hacerse una limpieza dental.

No olvides sonreír. ¡FELIZ NAVIDAD!

Leave a comment