La importancia de la salud bucal para un buen rendimiento deportivo

phpThumb_generated_thumbnail

Los boxeadores nos acostumbraron a ver las protecciones dentales en los deportistas, pero en la actualidad podemos verlas en muchos otros deportes. Futbolistas, jugadores de rugby y también profesionales del baloncesto usan éstas protecciones para proteger sus dientes de cualquier golpe y limitar el movimiento de la articulación.

Lo que pretenden los deportistas que usan dichas protecciones es prevenir lesiones provocadas por algún impacto u otro aspecto relacionado con el deporte. Los problemas bucodentales afectan a la práctica del deporte, y es por ello que debemos prevenir y tratar de evitarlos. Los problemas bucodentales relacionados con el deporte se pueden dividir en dos, en primer lugar aquellos que son consecuencia de una mal cuidado de la zona bucal y seguidamente los provocados por la práctica de algún deporte.

¿Cómo el estado bucal afecta al rendimiento deportivo?

Las infecciones de origen bucal pueden afectar a otros órganos, músculos, tendones y articulaciones gracias a la diseminación de las bacterias por vía sanguínea.

La ausencia de alguno de los dientes también puede afectar a los deportistas. Por un lado, se produce una sobrecarga de la articulación temporomandibular trasladando esta tensión a las cervicales. Por otro lado, dado que la ausencia de algún diente no permite una buena trituración de los alimentos, la digestión se ve alterada, hecho que afecta a la dieta y, en consecuencia, al rendimiento deportivo.

cervi

Otra secuela que puede provocar una infección bucal es la mala recuperación muscular; se favorecen las contracturas y se ve afectado el sistema tónico postural de los deportistas, hecho que suele desencadenar en fatiga muscular. La recuperación muscular se reduce, así como el rendimiento deportivo.

La mala oclusión o mala posición de los dientes en los maxilares permite que se produzca una mayor retención de placa bacteriana, favoreciendo el desarrollo de caries y la inflamación de las encías. Las personas con mala oclusión dental son más propensas a padecer traumatismos dentarios, los cuales son habituales en la práctica de deporte.

El deporte puede provocar lesiones bucodentales

La práctica de deporte, mayoritariamente en los de contacto, puede comportar golpes que provocan todo tipo de lesiones dentales. Fracturas, avulsiones dentarias (pérdida de un diente) y problemas en la articulación temporomandibular son las consecuencias más habituales.

El estrés al que se ve sometido el deportista favorece el bruxismo, que consiste en el hábito inconsciente de apretar los dientes. Así se obliga a un mayor trabajo de los músculos bucales, que a su vez provocan dolores en la musculatura de la cabeza, cuello y espalda.

La importancia de prevenir

Los deportistas, igual que cualquier otra persona, deben mantener una correcta higiene bucal para evitar problemas como caries o infecciones bucales. Con una minuciosa higiene bucodental, una correcta oclusión y realizando visitas periódicas al odontólogo se reducen en gran medida el riesgo de problemas relacionados con la salud bucal debidos a la práctica de deporte.

dientes deportista images (6)

Leave a comment