manchas en los dientes

¿Por qué tengo manchas en los dientes?

Muchas personas se preguntan por las causas que han originado que tengan manchas en los dientes Las razones son diversas, y además no son difíciles de prevenir. Una adecuada higiene bucal contrarrestará los efectos de esas desagradables manchas amarillas, marrones o blancas, que deslucen la sonrisa.

Tipos de manchas en los dientes

A los trastornos bucales no se les suele prestar atención, hasta que aparecen los síntomas más graves. Un dolor de muelas, sangrado de encías durante el cepillado o caries, son situaciones que obligan a ir al dentista. Antes de llegar a este extremo, hay que analizar las causas de las manchas en los dientes, y actuar de inmediato.

Amarillas, las más comunes

Las bebidas energéticas, el limón, vinagre y otros alimentos ácidos, deterioran el esmalte y causan manchas amarillas. Los agentes blanqueadores, el bruxismo o rechinar los dientes en la noche, así como un cepillado agresivo, también son dañinos. Al deteriorarse el esmalte, los bordes de los dientes se vuelven translúcidos y se produce más sensibilidad al frío y al calor.

Marrones, con sarro

Las manchas marrones se asocian al consumo de alcohol, tabaco o café. Este último líquido tiene colorantes que manchan los dientes, desequilibran la flora bacteriana de la cavidad bucal y generan placas de sarro. Se trata de líneas marrones en las encías, que favorecen las caries y la aparición de otras enfermedades en la boca.

Blancas por la descalcificación

Obedecen a la descalcificación del esmalte y presagian la aparición de caries. La suma de aparatos dentales como los brackets y la mala higiene bucal fomentan su aparición; también pueden obedecer a problemas en la formación de la dentadura. Entre las diferentes opciones para su tratamiento, hay que destacar como más ideal el uso de carillas dentales.

Higiene, la mejor prevención

Algunos mecanismos de prevención importantes consisten en cepillar los dientes después de cada comida, utilizar hilo dental y acudir al dentista para una buena limpieza. Siempre hay que recordar el uso de cepillos de cerdas suaves, que se renueven cada tres meses.

Tratamientos, ¿en casa o en el consultorio?

Los dentífricos blanqueadores y kits de blanqueamiento dental son importantes ayudas a utilizar en casa para combatir las manchas amarillas y marrones. Este tipo de productos aíslan la superficie dental y la hacen más brillante. No cambian el color, solo pulen el esmalte y deben usarse con cuidado para evitar abrasiones.

Una limpieza profesional eliminará las manchas en los dientes superficiales y no produce ningún dolor. Una sesión de blanqueamiento a través de la fotoactivación aclara hasta ocho tonos. Si las manchas son difíciles de eliminar, la mejor opción son las carillas dentales y las láminas de porcelana que van delante de los dientes.

Comments are closed.